ATRÉVETE EN CASA

Recetas

Arroz
con leche

Arroz con leche condensada
y canela

Ingredientes:

1L Leche entera

100gr Arroz redondo

185gr Leche condensada

1u. Canela en rama

Piel de una naranja y un limón

Para decorar:

Canela en polvo

Procedimiento:

  • Ponemos a hervir la leche infusionada con la canela en rama, la cascara de limón y de naranja removiendo con una varilla desde el principio y hasta que arranque el hervor.
  • Bajar al mínimo el fuego y remover de vez en cuando con cuidado para no romper el grano. 
  • Una vez esté listo la leche condensada.
  • Disponer en cuencos, dejar enfriar y espolvorear con canela.

Consejos del chef:

  • Elige bien los ingredientes. Intenta usar arroces de alto contenido en almidón, como bomba o arboreo. Y la leche, si es fresca, ¡aún mejor!
  • Parte la rama de canela para que libere todo el aroma.
  • No te pases removiendo, quieres que el grano quede entero y para eso nada mejor que una espátula.
  • Evita poner la cutícula del limón y la naranja para que no amargue. Es mejor usar pelador en vez de cuchillo y luego quitarle la parte blanca con cuidado de no cortarte.
  • Punch de sabores. Puedes añadirle mil cosas para hacerlo diferente, por ejemplo: semillas de cardamomo, vainilla, coulis de frutos rojos, jengibre, anís estrellado, caramelo, chocolate blanco…

Crema
Catalana

Crema Catalana
6-8 comensales

Ingredientes:

1L Leche

8 Yemas de huevo

200gr Azúcar

40gr Maizena

1 rama de canela, piel de 1 limón

Procedimiento

Hervir la leche con la canela y la piel de limón.

En un bol mezclar las yemas de huevo con el azúcar.

Añadir la leche colada con la Maizena disuelta.

Poner la mezcla al fuego, remover sin cesar con una espátula de madera hasta que arranque a hervir y sacadla a continuación.

Poner la crema en cazuelitas de barro individuales y dejadla enfriar.

Antes de servirla, espolvorear azúcar y pasáis una plancha o pala de hierro bien al rojo vivo.

Consejos de chef.

Usa leche de calidad, si es fresca mejor.

No remuevas con una varilla, usa una espátula para que no entre aire en la mezcla y quede más cremosa.

Si no tiene quemador o soplete para caramelizar el azúcar, usa una cuchara sopera vieja y ponla al rojo vivo en el fuego.